1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La Leyenda De Arachne, La Mujer que venció a las Diosa Atenea

Yo Soy, El DoQmentalista y esto es: La Leyenda De Arachne

Hace mucho tiempo en un lugar llamado Lydia vivía una joven hilandera y tejedora llamada Arachne. Lydia tenía una reputación de producir espléndidos textiles y tenía algunos de los mejores hilanderos y tejedores del mundo. Ningún hilandero o tejedor era más talentoso o dotado que Arachne.

Arachne tejió todo tipo de hermosos cuadros en su tela. A menudo las escenas eran tan vivas que la gente sentía que casi podía tocar y sentir lo que estaba pasando. Los visitantes viajaron muchos kilómetros para ver su hermoso trabajo. No sólo sus productos terminados eran hermosos a la vista, sino que el simple hecho de ver sus tejidos era algo digno de contemplar. Incluso las ninfas del bosque paraban su juego y miraban con asombro.

Arachne estaba muy orgullosa de su trabajo, pero también era muy arrogante. Sus obras eran tan notables que los observadores a menudo comentaban que debió haber sido entrenada por Atenea, la diosa de la sabiduría y las artesanías, también conocida por su habilidad para hilar y tejer hermosos cuadros. Arachne era despreciativo de esto. ¿Por qué debería ella, con todo su talento, ser colocada en un lugar inferior a la diosa? Ella les decía a los visitantes que la Diosa misma no podía producir un trabajo mejor.

Cuando las noticias del audaz reclamo de Aracne llegaron a Atenea, ella estaba muy enojada, pero decidió darle a la joven una oportunidad de redimirse. Así que un día se disfrazó de vieja campesina y fue a visitar a Aracne. Suavemente le advirtió que tuviera cuidado de no ofender a los dioses comparando sus talentos con los de un inmortal.

Pero Arachne le dijo a la anciana que se ahorrara el aliento. Se jactaba de haber recibido con agrado un concurso con Atenea, y, si perdía, sufriría cualquier castigo que la diosa decidiese.

En esta Atenea reveló su verdadera forma. Los visitantes que habían venido a ver el tejido de Aracne tenían mucho miedo, pero Arachne se mantuvo firme. Ella había hecho una reclamación, y lo probaría.

Se decidió que cada uno de ellos competiría creando un tapiz. Los dos colocaron sus telares en la misma habitación y comenzó el concurso, la mortal Aracña en su telar y la diosa Atenea en el suyo. Se tejieron desde temprano en la mañana hasta que oscureció demasiado. Al día siguiente compararon lo que habían hecho.

Atenea había tejido una tela impresionante que mostraba a los dioses y diosas juntos en el Monte Olimpo haciendo buenas obras para la gente. Una hermosa escena se había desarrollado a partir de los hilos. Los testigos de la competencia se maravillaron con el trabajo producido por la diosa. Arachne, sin embargo, había tejido un paño que se burlaba de los dioses y las diosas. Les mostró que se emborrachaban y se comportaban muy mal. Sin embargo, la obra del mortal era tan exquisita que los personajes de la escena parecían reales.

Cuando Atenea lo vio, se enfureció aún más de lo que lo había estado antes. Se vio obligada a admitir que el trabajo de Arachne era impecable, pero la elección irrespetuosa del tema hizo que finalmente perdiera los estribos. Atenea destruyó el tapiz y el telar de Aracne. Luego se tocó la frente, asegurándose de que sentía culpa por sus acciones.

Aracne estaba avergonzada pero la culpa era tan abrumadora que era demasiado profunda para que un mortal la soportara. Al darse cuenta de su insensatez, Aracña fue aplastada por la vergüenza. Aterrorizada y turbulenta, corrió hacia un bosque cercano y se ahorcó de un árbol.

Atenea no esperaba que Arachne se quitara la vida y se apiadó de ella.

Salpicando a Aracne con los jugos de la planta de acónito, Atenea aflojó la cuerda, que se convirtió en una telaraña; luego dijo suavemente: “Gira si quieres girar”. En este Arachne volvió lentamente a la vida pero no en forma humana, porque mientras Atenea hablaba, la nariz y las orejas de Arachne desaparecieron, sus brazos y piernas se volvieron largos y delgados y nuevas piernas crecieron a su lado, luego todo su cuerpo se encogió hasta convertirse en una pequeña arañita.

Por el resto de su vida Arachne iba a colgar de un hilo y ser una gran tejedora y los descendientes de Arachne todavía tejen sus telarañas mágicas por toda la tierra hoy en día.

Email Para Negocios (Business email):
el.doq.mentalista@gmail.com

Whatsapp:
+523314525759

Twitter:
twitter.com/DQMentalista

Facebook:
facebook.com/eldoqmentalistaofficial

Instagram:
instagram.com/doqmentalista/

Google+:
plus.google.com/+ElDoQmentalista

Pinterest:
pinterest.com.mx/eldoqmentalista/

Tumblr:
tumblr.com/blog/eldoqmentalista

Blogger:
yosoyeldoqmentalista.blogspot.com

Pagina Oficial: www.eldoqmentalista.com

Mi otro canal, es donde subo mucha de la musica que hago para mis documentales:
youtube.com/channel/UCNmGj6luO5fzPRVXkl2f4lw

Deja un comentario